A propósito de la prescripción de MCG y MFG en la Comunitat Valenciana

Ayer, martes 27, se publicó la instrucción que termina de regular la monitorización de glucosa intersticial para el control de la diabetes mellitus en la Comunitat Valenciana.

Se puede leer en este enlace

Incluye el sistema flash, MCG en tiempo real y sensor implantable (Eversense).
Es decir, todos los del mercado.
Se indica un protocolo de ayuda a la prescripción…que, como todo, es susceptible de debate y posible mejora

En este enlace, un documento de trabajo, podéis leer el listado de códigos utilizados en la Comunitat valenciana, para prescribir los dispositivos.

Quiero destacar, brevemente, varios aspectos:

1.- Se financian todos los dispositivos existentes en el mercado. Tanto bombas de insulina como sensores.
Desde todos los puntos de vista este debe ser el camino correcto.

No creo que este punto sea objeto de debate.
Para los pacientes, es bueno tener disponibles todos los dispositivos y junto con los profesionales sanitarios elegir el que mejor se adapte.

Para los profesionales sanitarios, exactamente igual, poder elegir el que mejor se adapta al paciente reduce muchos problemas, inequidades o situaciones conflictivas con pacientes. Es cierto que supone un trabajo para “fenotipar” (teóricamente hablando) qué tipo de paciente se puede adaptar mejor a qué tipo de paciente.

Para el sistema sanitario, genera libertad -no encadenarse a un solo proveedor- genera competitividad – las empresas deben mejorar sus productos para vender más- y de esa competencia se puede generar también una rebaja en los precios. De hecho se prevee un expediente de contratación de compra centralizada para el suministro de Medidores Continuos de Glucosa

2.- Complejo

Cuando tienes la oportunidad de ver, desde una barrera cercana, el complejo proceso que supone aprobar esto, entiendes muchas cosas.
Esto no es solo un trabajo de una persona, por mucho que Francisco Pomares haya liderado la Estrategia en diabetes. La participación del servicio de Farmacia, de contratación, de suministros…es fundamental.
Como paciente y como gestor, ahora, pongo en gran valor la consecución de estos avances para las personas con diabetes.
Y me encantaría poder transmitir la complejidad de llegar a estos acuerdos para que cualquiera pusiese en valor el trabajo que hay detrás.

Las cosas se hacen en equipo. Con transparencia y sin conflictos de intereses.

3.- Falta lo complejo, lo más importante.
Cómo distribuimos los productos (espero que dentro de poco tiempo se envíen a casa de los pacientes). Cómo formamos a los profesionales de atención primaria (y del resto de la sanidad…porque las personas con DM no sólo vamos a atención primaria).
Cómo formamos a las personas con diabetes en el uso de esta tecnología.

Cómo aprovechamos los datos que se generan.

Aún falta mucho trabajo.

4.- Y a nivel nacional, ¿qué hacemos?
Se trabajó con el sistema flash unas indicaciones de uso/prescripción e incluso se fijó el mismo precio para todo el territorio nacional.

¿Por qué no podemos hacer lo mismo con el resto de sensores/bomba?

¿Podemos poner al paciente en el centro? Chupito.
Sí, el profesional sanitario necesita formación en estas tecnologías. Pero el paciente también (y casi diría que más).
¿Cómo fomentamos eso? ¿de verdad estamos invirtiendo dinero en educar/formar al paciente?

Espero que el registro nacional DM1 incluya datos provenientes de esta MCG…que junto con un buen análisis (IA, machine learning, estadísticas avanzadas que diríamos en basket) ayuden a tomar decisiones en la gestión, en el área clínica y a las propias personas.

Y para eso, se vuelve a necesitar el trabajo en equipo de mucha gente unida por un mismo fin.
Con bandazos y personalismos no vamos a ningún lado.