DED24. Mi resumen

No es fácil sentarse a escribir sobre un evento al que he asistido 10 veces.
Del que he contado casi todo lo que he podido contar.

logo DED24

Así que empiezo por el final, porque ahí está mi resumen.
Al final de la tarde del sábado pasado, tras todas las ponencias, Ángel nos hizo subir a unas cuentas personas que colaboramos -de una u otra forma- con el DED en esta década de existencia.

Y nos preguntaba (creo) por el significado del evento.

Yo respondí sólo con 1 palabra: AMISTAD.

Porque eso es lo que ves en el DED: La amistad se refiere al vínculo estrecho que se forma entre dos personas o un grupo. Este tipo de relación suele estar basado en la confianza, el afecto, la lealtad, la simpatía y el respeto que se depositan, de manera recíproca, los miembros de la relación.

Ahora, quizás, pensándolo, añadiría la palabra APRENDIZAJE.
Y no sólo de diabetes (charlas y talleres sobre educación diabetológicas) sino aprendizaje emocional/sentimental.
Nadie te mira cuando sacas la bomba y te pones un bolus, o sacas el móvil para examinar unos unos números raros y flechas, nadie te pregunta si puedes o no determinado alimento…
Quizás muchas personas no aprecien esto, pero es un sentimiento muy singular, que no tienes oportunidades de disfrutar.

El DED sigue siendo el evento más grande dirigido a pacientes en Europa.
Muchísima gente, dentro de las charlas, en la zona expositiva, en los espacios de esparcimiento, en la cafetería…
Mi lado laboral, “de gestión”, no le deja de dar vueltas a la complejidad de organizar un evento así: 1200-1500 personas, todas queremos comer a la misma hora, 20-30 ponentes (cada uno con un plan de viaje, unas necesidades…), entretener a un montón de niños durante bastantes horas, buscar una calidad en los videos (este año no se ha emitido en directo, creo que se subirá todo en breve), solucionar los 1000 problemas de última hora que siempre surgen con el local, los materiales, las personas…
Y todo eso dirigido a pacientes.
Creo que siempre lo digo: hay que valorar lo que se tiene.
Y disfrutarlo.

Las dos novedades de este año me han parecido un acierto.
Dos escenarios simultáneos, con algún ponente compartido.
Y es que no es lo mismo tratar la alimentación para adultos, que tratar el mismo tema para niños/as, por poner un ejemplo.

Y el emprenDEDiabetes me ha parecido una vía inexplorada muy interesante.
En la mañana del viernes, una serie de startups o empresas presentaban su producto a un jurado de Zubi Group (vaya lujazo poder contar con ellos).
También estuvieron presentes durante las dos jornadas y todas las personas pudieron conocer las iniciativas de estas startups.
Creo que el ecosistema de la diabetes necesitaba de este espacio.
Pienso que esto tiene recorrido, si pudiéramos juntar las necesidades de las personas, emprendedores y financiadores cerraríamos un círculo azul fantástico.

Esta edición ha sido muy significativa para mí.

La he elegido como elemento final de una etapa personal.

Camino de 21 años con diabetes, creo que llevo 19 como activista de la diabetes: en la asociación local de mi ciudad, como bloguero, como ponente en multitud de jornadas, como divulgador de diabetes en redes sociales, como miembro (ya ex miembro) de la sociedad española de diabetes (principal organización científica) …

Siento, ya hace tiempo, que he cumplido una etapa.

Las amistades van a seguir, siempre.
Y con el DED también voy a seguir (mientras me dejen seguir colaborando).

Pero esa otra faceta, más menos reconocible, ya está fuera de mi cabeza y fuera de mis actos desde hace varios meses.

insignia DED brillando

Y qué mejor despedida de etapa que escribir sobre la diabetes en el DED.